Hongos vaginales – Síntomas, causas y tratamientos

0 Comentarios ».

Una infección de hongos vaginales es un problema común causado por los hongos Candida. Puedes reconocerlo por la picazón vaginal severa, el flujo vaginal blanco y, algunas veces, la micción dolorosa. Las infecciones por hongos se tratan comúnmente con una crema antimicótica de venta libre o con un medicamento oral recetado.

Estas infecciones pueden repetirse una y otra vez, hasta el punto de que algunas mujeres sienten que su familiaridad con ellas les permite autodiagnosticarse.

Sin embargo, muchos expertos recomiendan conseguir una diagnosis formal de un doctor cada vez que las muestras y los síntomas de la infección de hongos vaginales se presentan

¿Cuáles son los síntomas de esta infección?

Los síntomas más comunes de esta enfermedad por hongos incluyen picazón, ardor e irritación vaginal. Se puede presentar micción dolorosa o micción frecuente cuando una infección grave por hongos vaginales causa inflamación de la abertura uretral. También puede haber inflamación de la vulva, el área que está justo fuera de la vagina.

Un signo más visual de una posible infección por hongos es la secreción vaginal, que puede ser acuosa o más espesa de lo normal, incluso más blanca. Las relaciones sexuales pueden ser dolorosas debido a la inflamación y la sequedad.

síntomas de hongos en la vagina

¿Cuáles son las diferentes causas de los hongos vaginales?

A continuación se presentan seis factores de riesgo que debes conocer para prevenir los hongos vaginales en el futuro.

No cambiar el tampón con suficiente frecuencia

Los hongos se reproducen en ambientes de alta humedad, y las almohadillas y los tampones pueden mantener el exceso de humedad en el ambiente, permitiendo que los hongos crezcan. Su solución es simple: Cambia las almohadillas/tampones a menudo, por lo menos una vez cada cuatro horas, especialmente a medida que el clima se vuelve más cálido.

Tomar antibióticos

Los antibióticos pueden matar las bacterias sanas de la vagina, permitiendo que la infección crezca demasiado. Para reforzar las bacterias buenas y reducir las posibilidades de una infección, es recomiendable tomar un suplemento probiótico junto con su antibiótico. Los probióticos con lactobacilos son los mejores porque son las bacterias dominantes que se encuentran en la vagina de las mujeres sanas.

Tener niveles altos de azúcar en la sangre

¿Tiene diabetes o prediabetes? Cuidado. Los hongos Candida reciben energía del azúcar, y las infecciones prosperan en áreas húmedas del cuerpo, incluyendo la vagina. Si piensas que tu nivel de azúcar en la sangre podría estar fuera de control, asegúrate de hablar con tu médico. Cambiar a una dieta baja en azúcar podría ayudarte.

Juguetear con una pareja contagiada

Sí, ¡las infecciones por hongos pueden ser contagiosas! Puedes contraer una infección por hongos de una pareja que padece candidiasis bucal o una infección por hongos en los genitales. Tener muchas relaciones sexuales, incluso con un hombre libre de enfermedades, también puede causar problemas al cambiar el pH de la vagina y permitir que la levadura supere a las bacterias buenas. Orinar inmediatamente después de tener relaciones sexuales puede ayudar.

Usar ropa interior ajustada

La ropa interior ajustada hecha de una tela sintética que no deja respirar estimula el crecimiento excesivo de los hongos vaginales al crear un ambiente cálido y húmedo.

Uso de productos de higiene femenina perfumados

Los aerosoles perfumados, las toallitas, los lavados e incluso los baños de burbujas perfumados pueden hacer que el nivel de acidez en la vagina disminuya, lo que puede resultar en una enfermedad por hongos vaginales.

remedios caseros y naturales para hongos vaginales

Diagnóstico

Es especialmente importante conseguir un diagnóstico por parte de un médico la primera vez que uno cree tener una infección por hongos vaginales.

Esto se debe a que los síntomas pueden deberse a una infección (como vaginosis bacteriana) que necesita un antibiótico o tratamiento completamente diferente. No te auto mediques con medicamentos de venta libre si tu médico nunca te ha diagnosticado al menos una infección por hongos vaginales con anterioridad. El médico puede tomar una muestra y confirmar bajo el microscopio si se trata de un crecimiento excesivo de hongos.

Aunque una vez se pensó que las mujeres con una infección previa por cándida podían reconocer los síntomas y el autotratamiento, esto ha sido cuestionado; muchos expertos ahora recomiendan hacerse un examen y un diagnóstico por parte de un médico.

Si en cambio decides auto tratarte con un producto anti-hongos de venta libre, asegúrate de consultar a tu médico si tus síntomas persisten, si desarrollas otros síntomas, si tienes riesgo de una enfermedad de transmisión sexual o si no estás segura de tener una infección por Candida.

La vaginosis bacteriana es una infección vaginal mucho más prevalente que una infección por hongos vaginales. Se caracteriza por un olor fétido. La vaginosis bacteriana no tratada puede resultar en enfermedad pélvica inflamatoria y puede llevar a la infertilidad. Las infecciones de transmisión sexual como la gonorrea y el herpes también se pueden confundir con las infecciones por hongos vaginales.

Existen pruebas caseras para infecciones por hongos que analizan el pH vaginal y pueden sugerir si tienes hongos o vaginosis bacteriana. Sin embargo, no deberías confiar únicamente en dichas pruebas.

¿Qué tratamientos existen para combatir la enfermedad?

Si tú y tu médico estáis de acuerdo en que tus síntomas son realmente causados por hongos, tienes varias opciones de tratamiento, incluyendo una variedad de cremas que están disponibles en las farmacias. Los tratamientos de venta libre (OTC, por sus siglas en inglés) por lo general funcionan de uno a siete días.

Si prefieres una alternativa menos complicada que las cremas que se venden sin receta médica, pídele a tu médico un medicamento recetado como Diflucan, un medicamento oral de una dosis.

Si padeces una infección grave o tiene recurrencias frecuentes, es posible que tu médico te recete un tratamiento más prolongado u otros medicamentos antimicóticos.

Existen muchos trucos de prevención que pueden reducir el riesgo de una infección por hongos vaginales. Estos incluyen evitar las duchas vaginales y los productos perfumados para el baño, usar ropa que esté más suelta en la entrepierna, usar ropa interior de algodón en lugar de sintética, y cambiarse el tampón, la almohadilla o el forro de las bragas con frecuencia.

Puedes evitar la irritación vaginal durante las relaciones sexuales usando un lubricante. Es posible que necesites usar un condón para evitar transmitir los hongos a tu pareja sexual.

Existen algunas evidencias limitadas de que comer yogur con un cultivo activo y tomar suplementos probióticos (o usar estos productos por vía vaginal, si es apropiado) puede ayudar a prevenir la infección por hongos vaginales. Las bacterias en estas opciones también están presentes de forma natural en la vagina y ayudan a evitar el crecimiento excesivo de la levadura.

Los supositorios de ácido bórico pueden ser eficaces contra cepas menos comunes de Candida resistentes al tratamiento habitual. Otros remedios como el aceite de coco o los aceites esenciales no tienen ninguna evidencia de ser efectivos. 

Hongos vaginales – Síntomas, causas y tratamientos
4.8 (95%) 8 votes

Si te ha gustado, ¡no olvides compartir!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

infección por hongos

¡Hola, bienvenido/a! Mi nombre es María y mediante esta web te voy a enseñar información valiosa sobre hongos, incluyendo remedios. Durante años he padecido esta infección y no ha sido nada fácil tratarlos. Por ello, después de probar todo tipo de tratamientos, he decidido recopilar aquí los remedios más eficaces.